domingo, 23 de octubre de 2016

"¿CÓMO ESTÁS?"




"... sólo es necesario que sepas que no tengo ganas de nada, tampoco de seguir viviendo, pero que no me suicidaré porque no me dan las agallas y como no tengo Eutanasia a la mano, tengo que seguir viviendo y espero que este camino obligado, al que no le encuentro brillo absoluto, sacarle algo de ventaja. 

No te preocupes, no haré nada. Temo a la muerte y más a morir con dolor. Ya intenté mil veces suicidarme sin resultados positivos. Lo abandoné. 

Así que llevo 3 años intentado sobrevivir. Avanzando, estudiando, trabajando, carreteando, amando, odiando, culeando, llorando, riendo, soñando, amigueando, chupando, drogándome, viajando, respirando y dejando que mi corazón lata. Y así seguirá por siempre, hasta que un buen día se apague.

Y tú, ¿cómo estás?..."





lunes, 17 de octubre de 2016

La rabia culiá


Tengo rabia.

No nos pescamos, nada. Nos ignoramos. Pero quisiera creer que trascendimos. 

Nunca me resignaré a perderte; siempre te llevaré aquí, conmigo. Mientras tú estés en mí, seguirás siendo parte de mi vida. Aunque nunca más nos pesquemos. 

FUIMOS. Eso no se acaba.

Y aunque cada vez es menor, aunque quizás llegará el momento en que ya ni siquiera me importe, serás tú el único que rompió mis esquemas y me hizo pensar que el amor convencional era bueno.

Te ganaste el mérito, Todos los títulos, todos los laureles. Todos mis intentos de ser una buena persona, de tenernos. De sacrificar lo que fuese necesario, porque lo que podría ser, sería lo más increíble que podríamos vivir. 

Quizás algún día te busque. Quizás algún día me busques.

Quizás nunca nos busquemos. ¿Para qué? 

PARA NADA, porque la vida sin nada, igual es maravillosa si eres carne presente, aunque la carne sea en pixeles.

Pero sigo sin ti y sigo extrañándote, esperando que vengas conmigo. Porque la vida juntos, es completamente más entretenida que nosotros por separado





[Y en eso no hay discusión alguna]





NOTA 21.11.16: Definitivamente, estaba muy curá y drogá cuando escribí esta hueá. 






miércoles, 12 de octubre de 2016

Quizás mañana sea mi último día de trabajo




Y no me preocupa. 

He conocido ambientes laborales cuáticos y ese. Ya debo llevar como 3 semanas sin ganas ni de levantarme a trabajar y cuando estoy allá en lo único que pienso es en la salida.

Eso no está bien.

Lo peor de todo es que todo el mundo te recuerda que "eso es mejor que nada"; "¿te parece poco toda la plata que ganaste? y que "sigas adelante, porque nadie se hará cargo económicamente de ti".

Y todo es cierto. 

Pero nadie entiende que no quiero seguir ahí. Que necesito buscar algo donde al menos me sienta cómoda. 

Pensé que podría lidiar con eso, "la plata provoca milagros", pero no. Me aburrí de una manera extremadamente rápida. 

En fin, veamos qué pasa mañana, que nada depende de mí. Pero la resolución de mi permanencia, si dependía de mí y yo no he sido el mejor elemento de la hueá, así que sin dudas me pueden "eliminar por convivencia".

Quizás esta noche no duerma.

Quizás mañana sea un día completamente de mierda.

Quizás sea un día más y lo odiaré de todas maneras porque no libraré...

Estos son los momentos en que quisiera morir ahogada en mi propio vómito. 

[Y eso no va a pasar.]



Vida culiá.


martes, 4 de octubre de 2016