martes, 29 de noviembre de 2016

FUISTE NADA



Estoy drogada y en el limbo porque me tomé dos pastillas para dormir. Anoche me tomé la dosis recomendada y no hubo resultado feliz. Me desperté a las 4 am. y ahí quedé. Mi día estuvo horrible, trabajando en una pega muy exigente y estresante, saliendo a comprar mis chiros para mi graduación el jueves con mi mamá y un exmarido muy apestado. [Obvio que él es mi invitado junto a mi madre.], peleándome con cuánto hueón se me cruzara por delante y cansada.

Y pensaba, y pensaba. Pensaba en todo el poco tiempo que seguí sintiendo que me había vuelto loca de amor por alguien y que después del día D, la hueá pasó sin pena ni gloria y hasta cuándo esperaría para tirarte mierda por haber sido más mierda todavía. Hoy llegó ese día. 

Ahora que lo pienso, me da risa; lo estúpido que fue todo, la energía perdida, los años desperdiciados, que un hueón así de mal, no podía tenerme más mal. Y nada... de pensar que nunca se me pasaría aquello, los sentimientos, la pena, la hueá que fuese, de un día para otro me di cuenta que me importaba un recontra pico, porque llevaba embalada más tiempo que la chucha con otro ente. [Harto más inteligente, presto y chistoso que el hueón que me tenía loca.] Y qué bueno que lo expulsé de mi vida, porque el culiao es más turbio, mentiroso y cínico que la chucha, falso e infiel. [Además de ser un pobre tipo.]

Qué bueno no ser como la negra culiá que sigue dando lástima por ese "hombre" y me da asco saber nuevamente que ahí mintió sin tener ni un poco de decencia. Hasta fotos juntos subió la culiá, dejando la dignidad en el suelo y al hueón como chaleco de mono. 

Un día le dije: "Nadie habla de amor si no le dan las alas" y menos LLORAR HASTA EL DÍA DE HOY POR ALGUIEN QUE YA HACE MESES NO TE DA LA CARA. 

Así que dejaré un mensaje. TÚ, el que viene a dar jugo a mi blog, ¡VETE! No vengas más por acá, porque cada vez que te veo metido aquí, me dan ganas de dejarte la pura cagá en la vida y es mejor que te borres a cagarle la vida a la maraca culiá que vive contigo [que puta que debe sentirse como el pico y poca hueá estando obligá a seguirte soportando], y no aquí, porque aquí, NADIE TE QUIERE NI TE RESPETA. Anda a venderle la pomá a la india culiá esa que negaste miles de veces y no a alguien que sólo tenía sentimientos buenos y decentes para ti.

Espero que te murai pronto. [O en su defecto, que yo me muera porque ya no puedo seguir soportando vivir en el mismo planeta que voh, asqueroso culiao.]

ADIÓS.


PS: Te lo ganaste por ser un hueón TAN PENCA Y MISERABLE. 






miércoles, 2 de noviembre de 2016

DE NO CREER



No soy capaz de entender que alguien a quién quise tanto y que ese alguien diga que me quiere por sobre cualquier cosa, me haga tanto daño.

De no creer esta hueá que estoy viviendo. 

De no creer...

No creo merecer toda esta basura. Llevo semanas de mierda por su causa. 

Ojalá morir.


[Ojalá te mueras]





domingo, 23 de octubre de 2016

"¿CÓMO ESTÁS?"




"... sólo es necesario que sepas que no tengo ganas de nada, tampoco de seguir viviendo, pero que no me suicidaré porque no me dan las agallas y como no tengo Eutanasia a la mano, tengo que seguir viviendo y espero que este camino obligado, al que no le encuentro brillo absoluto, sacarle algo de ventaja. 

No te preocupes, no haré nada. Temo a la muerte y más a morir con dolor. Ya intenté mil veces suicidarme sin resultados positivos. Lo abandoné. 

Así que llevo 3 años intentado sobrevivir. Avanzando, estudiando, trabajando, carreteando, amando, odiando, culeando, llorando, riendo, soñando, amigueando, chupando, drogándome, viajando, respirando y dejando que mi corazón lata. Y así seguirá por siempre, hasta que un buen día se apague.

Y tú, ¿cómo estás?..."





lunes, 17 de octubre de 2016

La rabia culiá


Tengo rabia.

No nos pescamos, nada. Nos ignoramos. Pero quisiera creer que trascendimos. 

Nunca me resignaré a perderte; siempre te llevaré aquí, conmigo. Mientras tú estés en mí, seguirás siendo parte de mi vida. Aunque nunca más nos pesquemos. 

FUIMOS. Eso no se acaba.

Y aunque cada vez es menor, aunque quizás llegará el momento en que ya ni siquiera me importe, serás tú el único que rompió mis esquemas y me hizo pensar que el amor convencional era bueno.

Te ganaste el mérito, Todos los títulos, todos los laureles. Todos mis intentos de ser una buena persona, de tenernos. De sacrificar lo que fuese necesario, porque lo que podría ser, sería lo más increíble que podríamos vivir. 

Quizás algún día te busque. Quizás algún día me busques.

Quizás nunca nos busquemos. ¿Para qué? 

PARA NADA, porque la vida sin nada, igual es maravillosa si eres carne presente, aunque la carne sea en pixeles.

Pero sigo sin ti y sigo extrañándote, esperando que vengas conmigo. Porque la vida juntos, es completamente más entretenida que nosotros por separado





[Y en eso no hay discusión alguna]





NOTA 21.11.16: Definitivamente, estaba muy curá y drogá cuando escribí esta hueá.