martes, 17 de octubre de 2017

¿Qué me pasa?



Bien, voy a escribir una de las hueás más serias y personales que alguna vez he escrito en este blog.

Estoy enferma. He caído en una depresión de mierda con todas sus letras. Fue así, de la nada. Un día estaba muy bien y de pronto comencé a ser otra. 

Cuando uno se enferma así, nota cambios, pero no los pesca, los toma como "ay, todo me tiene chata". De pronto ya nada me importaba y comencé a odiar todo y a todos. Pasaba enferma físicamente y mi depresión aumentaba. Me operaron. Estaba en un estado crítico de ataques a la vesícula, pero ya llevaba meses con licencias intermitentes porque no me podía la vida; aparte del dolor físico, la cabeza ya no ne dejaba vivir normalmente. Comencé a sufrir insomnios horribles, de muchos días sin dormir y dolores a todo. Me operaron y fue horrible. Al sacarme de la anestesia no podía respirar y nadie hacía nada por mí. Mi post operatorio fue asqueroso y sufrí mucho. Desde ahí todo comenzó para llegar al lugar que estoy ahora. Simplemente, Me quiero morir. No me siento apta para la vida. Soy débil, me enfrasqué en mis cuatro paredes y sólo logro respirar. Moverme es toda una odisea, juntarme con gente, disfrutar algo, LEVANTARME.

Todo estaba tan mal que comencé a ir al psiquiatra. Era efectivo, tengo una depresión severa y un diagnóstico pa'l pico. Tengo tendencias suicidas, trastorno de personalidad, me volví agresiva y cruel.

No es que yo lo quiera, para nada. Era muy feliz en mi vida. Haciendo lo que quería, disfrutando ser sola, lanzándome, con la música, los amigos, las responsabilidades básicas y sólo para mí. Encontré un trabajo genial, exigente, no pensaba hueás, comía bien, me ejercitaba, me hacía cagar caminando, andando en bici, yendo al gym, saliendo... Podía pasar un día entero en la calle vitrineando, comprando, no sé... Viviendo. Hasta enamorarme de todos era más divertido que esto. 

Pero mi cerebro enfermó, está muy mal. Mi depresión derivó en un trastorno de personalidad y mi diagnóstico es T. P. CLUSTER B. O sea, si ya es terrible tener depresión, imagínate lo que es transformarse en lo que soy ahora. Una hueona que nada le importa, que ni amor es capaz de sentir, soy mentirosa, manipuladora, ansiosa, inmediatista, utilitarista, antisocial, narcisa, teatrera, hostil, deshonesta, impulsiva, irritable, agresiva, no siento empatía, ni remordimientos, no me importa el futuro, ni la seguridad, me da igual si me quieren matar, [por ej.], o te quieren matar [por ej], soy malévola, autodestructiva, petulante, florero, provocativa, superficial, frívola, tempestuosa, fingida, envidiosa, cínica, dependiente, porque vivo de dependencias, a cosas y personas. Y para peor, demuestro mi cariño, lastimando hasta la crueldad. Afortunadamente, nadie está tan cerca de mí como para utilizarlo de esa manera y obvio, nadie quiere estar cerca tampoco.

Para colmo, me creo la raja y sé que la gente que "merece" estar al lado mío, [porque quién soy yo], debe ser tan la raja o más la raja que yo. 

Otra de las grandes novedades en mi diagnóstico, es que soy Borderline. Conchetumare. Al menos no soy Bipolar. [Aunque realmente no sé qué es peor].

Acabo de sufrir una crisis, una crisis suicida. Estoy pasando un oscuro momento económico a causa de un drama con mis licencias y me vi forzada a volver al trabajo, pero no me la pude. No puedo soportar esa presión, no soy capaz de levantarme en las mañanas y estoy a un segundo de perder la pega. ¿Qué hacer en estos casos? Volver a las licencias. Pero me pagan cada día menos y eso me tiene al borde, al límite de tomar la decisión... Es que ya no aguanto más. Prometo que quiero superarlo, pero no avanzo.

Ya no sé qué hacer y estoy completamente desesperada. Quisiera tanto una mano amiga, o que esa varita mágica que me ofrecieron hace unos meses, hiciera su pega en 1.

Quisiera sentir algo. Mi psiquiatra me hizo hacer una lista de la gente que quiero, [porque mi condición no me deja querer a nadie] me explicó que para darse cuenta de los afectos verdaderos tenía que ver a quién extrañaba realmente. Llevo 3 personas en la lista durante todo un mes. Una me deja en duda todavía y otra simplemente me dejó. He hecho intentos para soportar el hecho de no tener sentimientos afectivos, porque no creo que sea así, pero duramente lo es. Qué triste. Es triste, además, que sea tan difícil y no sea recíproco. Que esas personas no lo valoren, porque claro, ellos están en la parte "normal" de la vida y lo considerarán como habitué. Pero realmente para mí es tremendamente difícil expresarles mi cariño, mis sentimientos, ser honestas con ellos, porque me hace pequeña, inerme, tonta... Pero no importa. Supongo que así es mejor. 

La vida se va tan cuesta arriba con esta enfermedad de mierda... 

En resumen, necesito que me paguen mis licencias, necesito comer, seguir un tratamiento carísimo, pagar arriendo, comida, transporte... Si eso no pasa al cortísimo plazo, me voy a morir igual. Porque me voy a dejar morir.

No se imaginan cómo estoy ahora. Sudando, tiritando, queriendo desaparecer.

Ojalá ocurra el milagro. Sería mi salvación.




[Sólo vine a desahogarme]










miércoles, 4 de octubre de 2017

NO, POR FAVOR



Concluyendo, debo ser un asco de ser humano para que cada uno de los que me son importantes, me abandonen.

No es momento.

Supongo que debo aprender a vivir así. No conozco otra manera.




[Qué injusto...]